martes, 28 de abril de 2009

Concierto: Juan Perro.

Vuelve Juan Perro… sin Santiago Auserón y sin Radio Futura… Juan Perro en estado puro.

La excusa del concierto era presentar su nuevo disco aún no editado… rodar canciones para más tarde editarlas en formato palpable.

La verdad es que el concierto pintaba bien… y mi predisposición a escuchar la voz de este músico hicieron que no dudara en adquirir una entrada para el evento… lleno en Bikini.

La banda estuvo formada por tres músicos cubanos de excelente escuela… impecables en la interpretación e implacables en la improvisación… destacar el trabajo de Norberto Rodríguez deleitando a todos los presentes con su capacidad de crear unas atmosferas de sonido espectaculares con su sonido de guitarra.

Lo nuevo de Juan Perro se aleja de los ritmos cubanos puros a los que nos tenía acostumbrados… los ha mezclado con las raíces del blues y ha creado un sonido que se podría denominar blues cubano… y en algunos casos africanizando el sonido como en la gran “Reina Zulú”… en la que el percusionista y baterista Moisés Porro sacó a relucir sus antepasados africanos con unos excelentes ritmos.

Otra canción nueva de bonita factura fue “Rio negro”… un excelente blues de New Orleans con una intensa base rítmica marcada por Ronald Morán y su contrabajo… y como no con la excelente voz del maestro de la velada… Juan Perro.

Fue un placer volver a disfrutar de Juan Perro… de que por un tiempo se haya olvidado de su pasado y quiera reinventar su futuro. Suyas fueron las palabras en las que dijo “a veces uno se olvida de canciones, toca canciones que piensa que son suyas y resulta que no lo son… pero la música debe evolucionar, no debemos quedarnos estáticos”.

Cuánta razón tienes… ya habrá tiempo para recordar otros tiempos, volverá Radio Futura y volverá Santiago Auserón… disfrutemos ahora de Juan Perro, está en buena forma.

1 comentario:

Javi dijo...

Siempre he creído que este increíble tipo ha sido precursor en esto de redescubrir viejos ritmos, reinventar estilos, mucho antes de que Ry Cooder "globalizase" sus ritmos cubanos.

Un abrazo.